Adultos mayores prefieren marcas que hacen las cosas que más les gustan

Aunque los adultos jóvenes se llevan la atención de estudios, análisis y artículos de la prensa especializada, el mercado no está compuesto sólo por ellos y ellos no son los únicos que pueden o están consumiendo. Existen más segmentos de consumidores, algunos con más y mejores perspectivas de consumo. En los que las marcas deben cortejar deberían estar los adultos mayores, quienes son una fuente más que interesante de gasto.

Los adultos mayores son relevantes por muchas razones: forman segmentos de población muy amplios y tienen mucha más disposición para el gasto. Seducir a los adultos mayores requiere sus propias normas y sus propios elementos. Es necesario emplear los códigos que esta generación impone. ¿Qué es lo que esperan los adultos mayores?.

Un buen servicio de atención al cliente (y que los entienda)

los miembros de este grupo generacional prefieren relacionarse con aquellas marcas que les permiten hacer las cosas que más les gustan. Es decir, para que las marcas consigan captar y mantener su atención tendrán que ofrecerles aquellas cosas que a ellos les interesan. Por ejemplo, hacer encuestas o visitar sitios webs.  Además, es importante entender qué es lo que pretenden ganar con ello. Los adultos mayores son receptivos a aquellos programas de fidelidad que permiten ahorrar, que les dan productos gratis y que les permiten convertir sus puntos en donaciones.

Una publicidad que esté realmente pensada para ellos

De los anuncios que se emiten en cualquier pausa publicitaria ¿Cuántos de esos mensajes están protagonizados por un jubilado? La respuesta es que muy pocos, aunque algunas marcas que se dirigen a este mercado sí han entendido la idea. Para llegar al corazón de un adultos mayores se tiene que crear un anuncio que le sea relevante . Las mujeres adultos mayores desean ver anuncios en los que salgan mujeres de su edad y quieren que los contenidos que las marcas ofrecen estén pensados realmente para sus necesidades y para lo que realmente encaja con ellas.

En resumen, los mensajes no solo deben adaptarse a sus edades y necesidades sino que deben también trabajar en las que son sus expectativas y sus valores.  Así, no olvidar que Internet es para ellos un elemento para buscar información, leer recomendaciones y conectarse con sus amigos y familiares.

Entradas Recientes