Cómo se deben preparar los marketeros para aceptar la inteligencia artificial

La inteligencia artificial es una de las herramientas tecnológicas que los marketeros están mirando con más detalle y una de las cuales a las que están prestando mucha más atención. Este interés por esta tecnología tiene su explicación clara: como ocurrió antes con el big data, la inteligencia artificial muestra muchas potenciales aplicaciones y permite conectar con los consumidores de un modo mucho más completo y mucho más eficiente.

Además, la inteligencia artificial, está en ese momento en el que está cruzando ciertas fronteras. Está pasando de ser algo digno de una película de ciencia ficción o de una de esas listas de previsiones a futuro para convertirse en una realidad, una cosa tangible con aplicaciones reales que ya se pueden aplicar hoy en día.

Empieza a estar ya presente y empieza a ser empleado por las empresas a la hora de ofrecer soluciones como herramientas. Como apunta, “la inteligencia artificial hace cosas reales para gente real”, ya sea ayudarnos en las compras online o darnos instrucciones a la hora de llegar a un destino.

Los marketeros esperan conseguir con ella grandes cosas y sobre todo lograr responder a los retos a los que se están enfrentando ahora, todos esos problemas que genera el que el mundo vaya tan deprisa y que los consumidores se muevan cada vez en escenarios más y más complejos. La inteligencia artificial promete no solo ayudar con todo ello sino también hacerlo todo mejor, más rápido y hasta, como apunta el analista, más atractivo. Por ello, no solo se pueden esperar grandes cosas de ella, sino que también se corre el riesgo de esperar una suerte de ‘milagros’ de un modo casi desproporcionado.

Entradas Recientes