La complicada y no muy positiva realidad a la que se enfrentan la Publicidad y los anuncios de la tele

¿Qué ocurría cuando las cosas cambian y cuándo las audiencias migran a otro escenario o están haciendo muchas más cosas al mismo tiempo? Eso es, al fin y al cabo, lo que le ha ocurrido a la televisión. Así, ver los contenidos que se emiten en la televisión ha dejado de ser como era. Los espectadores ya no se sientan simplemente delante del televisor, teniendo las pausas publicitarias que luchar únicamente con la tentación del zapping o con el hecho de que sus espectadores se levanten para aprovechar esos momentos para hacer otras cosas.

La realidad se ha vuelto mucho más compleja con la irrupción de las llamadas segundas pantallas (aunque hay quienes señalan que deberían ser ya consideradas primeras pantallas). Los smartphones y las tabletas se han convertido en una constante distracción. Los espectadores no prestan ya su atención desmedida a la tele, sino que dividen su tiempo de atención entre la pantalla más grande y la más pequeña. Ver la tele se ha convertido en un elemento multitarea.

Entradas Recientes