Los consumidores están gastando cada vez más dinero en contenidos digitales

Uno de los grandes problemas de internet y de su boom ha sido, tradicionalmente, el hecho de que los contenidos que están ahí disponibles lo hacen sin coste. El consumidor se ha acostumbrado a pagar el acceso a la red, como paga también por ejemplo la línea de teléfono, pero no a hacerlo por lo que la red puede ofrecerle. Para esos contenidos, la publicidad parecía la única vía para financiarse, pero ¿está eso en pleno cambio?

Las claves del boom

El boom del contenido digital y la demanda se ha sumado a los precios a la baja de los móviles, la cada vez más elevada velocidad de acceso a internet y la diversidad de planes de precios para hacer que cada vez sean más los consumidores que pueden acceder a este tipo de servicios. Los contenidos digitales ya no son algo que solo esté abierto a unos pocos, sino que ha empezado a globalizarse. Llegan a todas las partes del mundo y a todos los grupos de población.

En los últimos tiempos, apuntan los expertos en los datos del estudio, las clases medias, las regiones con ingresos más bajos y las comunidades rurales han entrado de lleno en la revolución digital y se han convertido en usuarias de estos servicios y contenidos. Así, Europa del Este, Asia o América Latina se han convertido en nuevos mercados clave en expansión, al tiempo que los mercados ya desarrollados siguen viendo cifras muy elevadas de consumo y de interés.

Entradas Recientes