Por qué las marcas y empresas no dejan de lanzar productos nostálgicos

En los últimos tiempos varios han sido los productos que han llegado al mercado que recuperan otros que aparecieron hace ya muchos años. En el caso de la televisión y las series, por ejemplo, es mucho más fácil ver la situación, ya que en los últimos tiempos se ha convertido en una especie de tónica dominante.

Netflix, que suele ser un marcador de elementos de moda, ha metido en sus últimas listas de estrenos series y más series que son o bien un remake de otras que se emitieron en el pasado o una continuación o series que recogen un cierto estilo de cosas del pasado, para dotarlas de ciertos aires nostálgicos.

No son los únicos. En la última temporada de upfronts de la televisión estadounidense, la que marca la tónica de lo que va a ocurrir en el resto del mundo, los grandes protagonistas fueron los revivals y las versiones. Solo en 2016 ya se lanzaron 34 reboots de series del pasado.

Por qué funciona la nostalgia

Y ahí está la clave de parte del éxito de este boom de la nostalgia. Las memorias de infancia son un poderoso elemento motivador de la compra. Los compradores conectan mejor con esos mensajes y con esos productos, ya que todas las cosas presentes en nuestra infancia no solo se ven con otros ojos, sino que además suelen estar ligadas a recuerdos más poderosos.

Entradas Recientes