El complicado camino para conseguir la confianza y la fidelidad de los consumidores

¿Cómo conectar con los consumidores? Esa es una de las grandes preguntas que se hacen los responsables de marcas y empresas y una además que resulta crucial y fundamental, ya que lograr esa conexión y conseguir conectar con ellos es un elemento decisivo para poder establecerse con éxito en el mercado. Las compañías quieren que sus potenciales consumidores se sientan cercanos y próximos a las marcas y a sus productos y que se conviertan en fieles usuarios de los mismos. El sueño de las compañías es el de contar con una masa estable de compradores que son fieles a ellas, que consumen sus productos y sus marcas sin prácticamente cuestionarlo.

Para algunas empresas, esto se ha convertido ya en una realidad y los consumidores las tienen ya en la lista de lo que no piensan ni analizan. Por defecto, consumen sus productos y se hacen con lo que ellos tienen que ofrecer. Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando damos por hecho que una aerolínea va a ser la más barata y que por tanto no va a ser necesario buscar precios en otra para intentar encontrar un billete más barato. O es lo que ocurre cuando el nuevo smartphone de la marca en cuestión que asociamos a la vanguardia tecnológica sale al mercado y no se nos ocurre pensar que no es más que simplemente una vuelta de tuerca sobre lo que ya había.

Para otras empresas, sin embargo, conseguir entrar en este terreno y lograr conectar con los consumidores de esta manera se ha convertido en algo que todavía tienen que hacer y sobre lo que todavía tienen que trabajar. Sus responsables necesitan comprender qué es lo que hace que los consumidores se comporten de una manera y no de otra y lo que les lleva a posicionarse en un escenario y no en otro.

Entradas Recientes