Cómo convencer a un jefe anticuado de que las redes sociales son vitales en los negocios

Sorprende todavía, cuando se busca en internet a una marca, una empresa o al último restaurante del barrio al que has ido a comer, no encontrar una presencia propia. Siguen existiendo quienes no cuentan con una web propia, algo que aunque no es una buena táctica se puede comprender cuando se trata de empresas pequeñas. Y siguen existiendo también quienes no tienen presencia en redes sociales, algo mucho más difícil de entender porque al fin y al cabo uno no tiene que hacer una inversión tan elevada como la que requiere crear una web. Pero lo más inquietante – y lo más sorprendente – es cuando se pregunta a los responsables de las empresas afectadas y se descubre que ese silencio online es ‘cosa del jefe’.

¿Cómo convencer a uno de estos jefes anticuados de que las redes sociales son un escenario en el que hay que estar? La gesta (pues gesta será) no será fácil, pero hay unos cuantos argumentos que pueden ayudar a lograrlo.

Uno de los errores que cometen estos directivos es pensar que las redes sociales son algo que solamente interesa a los consumidores más jóvenes y que por tanto solo les permitirá llegar a unos cuantos adolescentes. Una de las maneras más fáciles de sacarlos de su error es invitarlos a que se abran perfiles en redes sociales y que vean lo que está ocurriendo ahí. Las redes sociales no son cosa de adolescentes únicamente, sino más bien una nueva forma de comunicarse que ha alcanzado a todas las generaciones. Se puede echar mano de las estadísticas y de los datos de las firmas de análisis para darles el empujón final. Las tasas de uso de las redes sociales no paran de crecer y las audiencias de algunas de ellas son masivas. ¿Acaso cree el jefe anticuado que aparecer en la tele es una soberana tontería? Las redes sociales llegan a mucha más gente…

Entradas Recientes