El nuevo reto del CMO: ahora también tendrá un impacto en recursos humanos

Es probable que en los últimos tiempos los directivos de marketing hayan visto como cada vez se añadían más responsabilidades a su papel y más cargos a su función. El debate está en si el marketing debe ir unido a la atención al cliente y si un superdirectivo debería asumir todos estos papeles o sobre si el CMO ha muerto para dejar paso a un nuevo experto, una suerte de jefe de crecimiento con muchas mayores atribuciones y con un mayor alcance.

Son solo algunos de los ejemplos de las nuevas funciones que el directivo de marketing tiene que asumir y son también solo unas de las que se están dando en un nicho del mercado.

Porque la verdad es que cada vez no solo se piden más cosas del directivo de marketing sino también cosas más variadas: ahora hay quienes están empezando a pensar que debería asumir también las tareas de recursos humanos. Aunque parezca un tanto extraño y aunque pueda parecer a primera vista que unos y otros no tienen tanto que ver, lo cierto es que una vez que se mira por qué se está asumiendo esto se puede ver una cierta lógica en la cuestión.

De entrada, los departamentos de marketing y los de recursos humanos están colaborando cada vez más. La clave está en lo que unos y otros tienen que hacer en estos tiempos y en lo que se espera de ellos. La colaboración está muy marcada por la creciente necesidad que tienen las empresas de contar con trabajadores que estén más integrados en ella y que la conozcan mucho mejor.

Entradas Recientes